Nadar con tiburones ballena en México… toda una experiencia

Nadar con tiburones ballena es una aventura submarina que debes probar si nadar, el mar y el buceo te gusta y más aún si el compartir el espacio con estos magníficos animales te resulta más que atractivo.

Antes de comenzar debemos dejar muy en claro que los tiburones ballena son unos gigantes gentiles.

Por lo que el nadar con tiburones ballena es una experiencia totalmente diferente.

El tiburón ballena es el pez más grande en el océano, crece hasta 12 m de largo y pesa hasta 9 toneladas. Sin embargo, no tienes que preocuparte de que te coman porque para empezar sus dientes son muy pequeños y tu no estas incluido en su dieta.

Ahora bien, la mejor forma de vivir esta maravillosa experiencia es visitar la Isla de Holbox en México en cuanto arriben estos magníficos gigantes marinos a sus costas.

Para ello y para hacer que tu experiencia comience bien, debes hacer una planeación. Procura buscar tanto tus vuelos como tu reservación a tiempo ya que suele ser un destino muy buscado por personas que muestran interés por nadar con estos bellos animales.

Así que visita Viajacompara y busca “vivaaerobus vuelos” para comenzar con la operación: “nadar con tiburones ballena”.

Ya con este paso dado, debes ahora conocer un poco más sobre este noble animal.

Los tiburones ballena son filtradores, chupan por lo tanto el plancton microscópico y peces bebés con sus bocas gigantes.

Por lo tanto, no pueden comer humanos, por lo que nadar con ellos se ha vuelto tan popular en lugares como México, Filipinas y Sudáfrica.

Los tiburones ballena pueden vivir hasta 70 años. Se mueven con la lentitud suficiente para que podamos seguir su ritmo bajo el agua.

Sin embargo, tienes que nadar muy rápido con aletas para quedarte al lado de uno, así que ve practicando tu pataleo.

El único peligro real es nadar debajo de uno. Después de alimentarse, a veces descienden sin previo aviso … ¡imagínate estar atrapados bajo un camión volcado!

Una vez con tu paquete de expedición en la mano, partes en general a las 8:00 a.m., en una lancha sobre el Golfo de México durante aproximadamente 2 horas.

De preferencia busca que el bote esté cubierto para que sea agradable el trayecto ya que el sol tropical mexicano es caliente.

Es bueno que vayas con personas expertas para que te vayan asesorando y así llegues al lugar indicado, te ayuden a usar adecuadamente tu equipo de esnórquel y te den la señal para saltar además de que estarán atentos todo el tiempo de ti.

Una vez que estés en el agua, el objetivo es patear fuerte y rápido para mantenerte lo más cercano a un tiburón ballena.

Puede ser que al principio dudes de hacerlo, pero créeme, podrías lamentarlo después el no haberte dado la oportunidad de estar junto a estos bellos animales.

Ellos nadan sin esfuerzo, pero son mucho más rápidos de lo que parece así que debes sacar tu mejor pataleo.

Una nota importante es que no se permite tocar a los tiburones ballena porque los estresas y puedes hacer que se sumerjan profundamente, poniendo fin a la experiencia para todos. Solo 2 personas entran al agua a la vez, junto con su guía.

Así que solo será cuestión de mentalizarte que estarás nadando con una criatura marina del tamaño de un pequeño autobús por lo que será algo genial. ¿Te animas hacerlo?