Gaston Leroux

El jueves pasado , fuimos a una galería de arte donde se expusieron manualidades artísticas de distintos orígenes y de distintos tiempos , una exposición que además fue una subasta al final de la misma , donde personas de vastas fortunas compraban objetos por millones de dólares.

Dentro de la enorme gama de artículos que ahí estaban expuestos , había una que me llamo especialmente la atención , esta siendo una mascara de marfil diseñada para cubrir la mitad del rostro de una manera elegante y sublime para un evento de mascaras. No obstante pude ver que la inspiración de aquella mascara , debido a su fecha de elaboración ( 1911) esta basada e inspirada en la mascara del Fantasma de la Opera.

Si alguna vez uno se encuentra en algún evento social y alguien menciona al Fantasma de la Opera , les aseguro que la mayoría sabrá quien es aunque la procedencia de dicho conocimiento podrá variar mucho dependiendo la persona y su personalidad.

Muchos dirán que conocen al  Fantasma de la Opera por la película que se hico en 2010 ; otros dirán que le conocen por el musical de Broadway , sin embargo muy pocos dirán que conocen de el por la novela de Gaston Leroux “ El Fantasma de la Opera”  publicada en 1911.

Por un lado , esto es algo extraño debido a que muchos cineastas y directores de teatro han sido fascinados por este obscuro personaje , tan es así que hasta la fecha la mayoría de las personas saben quien es el Fantasma de la Opera de Paris , algo que me parece un tanto decepcionante si al ponernos en los zapatos del escritor.

Esta obra la llegue a leer hace un buen tiempo , aproximadamente una década ,  en un viaje a Londres , donde pase mes y medio por razones meramente placenteras , por lo que tuve la oportunidad de leer esta gran novela.

Como suele suceder con el encuentro cara a cara con obras especiales que se encuentran en nuestro destino , el leer al Fantasma de la Opera no se encontraba de ninguna manera en mis planes. Sin embargo , casi dos días después de haber arribado a Londres , conocí a una mujer que me invito´  al teatro a ver  la obra que hemos mencionado.

Esta obra causo en profundo impacto en todos mis sentidos , quedando tatuada en las hojas de mi mente  con una tinta imborrable.

Al salir del teatro esa noche , mi compañera me dijo que si creía que la obra musical era buena , debía entonces leer el libro , ya que este era mucho mejor.

Aquel comentario me intrigo mucho e inmediatamente después , mas bien el día siguiente , fui a comprar el libro al que leí durante un mes todos los días sentado en una silla en High Park en frente del lago y la fuente.

Verdaderamente recomiendo fuertemente a la novela de Gaston Leroux.