Formas diferentes de comer hotcakes para la cena… y el desayuno también

Ah, los deliciosos y gloriosos hotcakes. Ya sea que los rellene con chispas de chocolate, los ahogues en jarabe de arce o los entierres en una pila invernal de azúcar impalpable, los hotcakes son un desayuno indulgente, infinitamente personalizable y te da la sensación de plenitud.

De hecho, podrías considerar disfrutarlos en un momento del día en que tu apetito se encuentra un poco más avivado.

Dale un nuevo significado al tu cena, veamos:

Comienza con una pila clásica de hotcakes. Nuez moscada agrega un toque de especias a estos hotcakes verticales que están destinados a ser moteados con el relleno de tu elección.

Resultado de imagen para desayuno nutritivo hot cakes

Sirve con abundante jarabe de arce para la experiencia auténtica.

REFERENCIAS: YouTube y El Universal

El genio de esta cacerola de panqueque de banana y chocolate es que las rebanadas de plátano y las chispas de chocolate se agregan entre los hotcakes junto con una cremosa crema de huevo.

En esta otra versión, la estrella de este espectáculo es la compota de arándanos, al colocar una cucharada sobre los hotcakes rellenos de ricotta.

La ralladura de limón y el azúcar agregan brillo y chispa a la cobertura almibarada. Asegúrate de que las bayas estén frescas para que no se ablanden ni pierdan su hermosa forma.

Al igual que su hermana de chocolate y plátano, otra forma de comer los hotcakes es colocarlos en una cazuela, luego se apilan con una crema con canela.

Un jarabe de pecan-maple hervido a fuego lento lleva a casa la punzada sureña que estos hotcakes poseen.

Si estás tratando de introducir verduras en las dietas de tus pequeños (o quizás solo los tuyos), estos maestros del disfraz son tu entrada para comer bien.

Las zanahorias, las espinacas y las manzanas se mezclan (junto con el yogur, la avena, el cacao, la leche, la miel y la vainilla).

Coloca los hotcakes en una sartén y sobre ellos la mezcla y las chispas de chocolate. Una vez que estén cocidos, nunca sabrás el poder nutricional que estos cachorros estarán comiendo.

Pruebe esta receta atípica para preparar hotcakes sin manos.

Cocine las manzanas lentamente con azúcar y mantequilla en una sartén antiadherente, luego vierta la mezcla de panqueque sobre la fruta y hornee en el horno.

Estos hotcakes rellenos de yogur griego son como un cruce entre hotcakes y crepas, y tienen un bajo contenido de calorías y grasa.

Compense su sabor con una salsa de arándanos y melocotones cocidos solo con una lata de jugo de piña.

La siguiente combinación de hotcakes es totalmente retorcido y sirve todos los desayunos – salchichas, queso y huevos – en una cacerola junto con las capas de pan caliente.

Resultado de imagen para hot cakes

Cuando se haya enfriado el relleno sustancioso, con cáscara y moteado de cebolleta, ahonda en el plato dulce y salado más exclusivo que jamás hayas atrevido hacer.

Un iniciador de masa fermentada le da su sabor a la levadura a estos hotcakes que están llenos de trozos de manzanas verdes y ácidas.

Mezcla canela, avena, pasas y nueces picadas en la masa de hotcakes para obtener el sabor dulce y a nuez y la textura masticable de las galletas de avena y pasas, luego agrega puré de plátanos para asegurarte de que estos panecillos estén tan húmedos como recién salidos del horno.

O siempre puedes cocinar un pozole