Descripción general del dolor abdominal

El dolor abdominal, también llamado dolor de vientre o dolor de estómago, es común y puede ser el resultado de varias afecciones.

Seguramente habrás tenido algún episodio que, en muchos casos llega a suceder por la noche o el fin de semana, cuando no hay un médico o laboratorios abiertos para auxiliarte y pasas una noche de infierno ¿cierto?

Bueno, pues resulta que ese intenso dolor puede ser derivado de una comida en abundancia o, es por algo mucho más complicado.

El abdomen o cavidad abdominal se encuentra entre el tórax y la pelvis.

Contiene la parte inferior del esófago, el estómago, los intestinos delgado y grueso (excepto el colon y el recto sigmoides), el hígado, la vesícula biliar, el bazo, el páncreas, los riñones y las glándulas suprarrenales, los uréteres y la vejiga.

Así que identificar la procedencia del dolor puede no resultar tan sencillo para una persona sin entrenamiento médico.

E incluso los especialistas requieren de estudios de laboratorio ya que un síntoma puede ocultar la verdadera fuente del problema

El dolor abdominal puede ser grave y es importante determinar la ubicación exacta del dolor y la causa subyacente.

En muchos casos, la gravedad del dolor no indica la gravedad de la afección.

Desafortunadamente ciertas enfermedades graves o en un avanzado estado no llegan a manifestarse como lo harían aquellas afecciones menos complicadas.

Sin embargo, no hay que dejar pasar por alto cualquier síntoma o malestar que se presente y más si este es intenso.

Los niños en particular no saben diferenciar entre leve e intenso, a ellos les duele y punto, así que el médico es la mejor opción.

Y como te mencioné, la indigestión llamada dispepsia es una causa común de dolor abdominal.

Esta condición resulta de la digestión incompleta o anormal de los alimentos y puede ser causada por muchos trastornos GI diferentes, así como el comer demasiado, comer muy rápido o en una situación estresante.

También puede originarse por un alto consumo de grasa, cafeína, alcohol, por ciertas sustancias o por problemas emocionales (por ejemplo, ansiedad, depresión).

Además del dolor abdominal, la digestión puede causar otros síntomas gastrointestinales como náuseas, vómitos, acidez estomacal, regurgitación ácida, gases y eructos.

YouTube || SwissLab || Wikipedia 

Cualquier dolor abdominal que persista por más de una semana, dolor intenso o dolor acompañado de otros síntomas (por ejemplo fiebre, dureza del abdomen, sangrado GI) se debe informar a un médico tan pronto como sea posible.

El dolor en el abdomen puede deberse a:

  • Un trastorno en el sistema digestivo, por ejemplo: el esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso.
  • El sistema biliar, por ejemplo: hígado, vesícula biliar
  • El sistema urinario, por ejemplo: riñones, vejiga
  • Sistema reproductivo, por ejemplo: útero, ovarios
  • El sistema cardiovascular, por ejemplo: aorta, venas, arterias

En los niños, los problemas emocionales como el nerviosismo y la ansiedad a menudo causan dolor de estómago. Sí, los niños también se estresan.

Así las cosas con este problema que llega a ser intenso y presentarse en esos momentos cuando todo el mundo duerme.

Lo ideal es acudir a tu médico en cuanto puedas para atenderlo lo antes posible, entra a SwissLab para ver que sucursal te queda cerca .