El robot asesino perfecto

La combinación de desvelarme viendo las películas viejitas de Robocop, tener que buscar oficinas virtuales como parte de mi trabajo y tener una mente que desvaría por cualquier cosa, no es la mejor de todas. Mientras buscaba un sitio para uno de mis clientes, recordé algunas escenas de los filmes del policía robótico, además el ver tanto la palabra virtual en el ordenador, pues mi mente no perdió la oportunidad y comencé a diseñar el robot asesino perfecto.

Los primero es que debe ser de un tamaño lo suficientemente grande como para generar temor, o mínimo respeto. Así que creí que con 1 metro y 80 centímetros era suficiente, pero eso sí, iba a ser un poco robusto, para que no sea tan lento pero tenga mayor fortaleza a la hora de los enfrentamientos cuerpo a cuerpo. Creí que debía tener brazos largos, para que su alcance fuera más grande que el resto, y unos puños de hierro brutales, los cuales también podían modificarse para que se convirtieran en tenazas. Las piernas serían delgadas, como gacelas por si tiene que correr, con pies de plomo para un balance perfecto. Además si se necesita mayor velocidad, imaginé que podrían salir unas rueditas, espero no se caiga.

La cabeza era alargada, como la de un dinosaurio de grandes fauces, sólo que sin hocico y dientes. Tenía unos ojos brillantes y un cerebro que funciona como reloj para que pueda realizar cualquier movimiento que se requiera.

Ahora sí, es turno de lo mejor: las armas. En la parte de los antebrazos tiene dos metralletas que salen y se esconden cuando son requeridas, con balas de gran calibre para perforar hasta lo que esté blindado. De los hombros sobresale don lanzamisiles, que cuenta con la capacidad para cargar dos municiones cada uno. Su carga es tan rápida que en menos de 10 segundos ya tiene cuatro misiles nuevos para lanzar. En la espalda tiene un propulsor que no le permite volar, pero le da la capacidad para dar grandes saltos o aumentar su velocidad al correr. En los puños, además de las tenazas, le salen dos cuchillas afiladas que le permiten dar puñaladas certeras a sus enemigos.

En la cabeza sólo le coloqué dos armas. Cuando abre un pequeño orificio, el cual podría ser su boca, le saldría fuego, una llamarada muy poderosa, con el mismo mecanismo que un lanzallamas pero con mayor potencia. En la parte superior tendría un cargamento de mini misiles que funcionarían para repeler los ataques enemigos. Al igual que algunos aviones o helicópteros que tiene el gobierno de Estados Unidos, pero estos serían más pequeños pero con la misma fuerza.

 

Después de perder mi tiempo imaginando todo esto, por mi mente pasó que quizá yo hubiera sido un gran director para la nueva película de Robocop, la cual estuvo muy mal realizada, nada que ver con las primeras, que se ganaron el corazón de todos los cinéfilos. En fin, cuéntenme ustedes cómo sería su robot asesino ideal y lo que tendría. Diviértanse un rato.

Males Generacionales

El día de ayer , al regresar de hacer el conteo de la producción de varillas de acero mensuales, recibí  la noticia de la muerte de un amigo mío de tan solo 32 años de edad  quien murió  en una accidente automovilística de una manera bastante atroz , cuyos detalles no voy a relatar aquí. Sin embargo , lo que si mencionare es el extraño hecho que mi amigo había predicho desde siempre su propia muerte a esa misma edad , por lo que su vida la vivió al máximo.

Aunque pueda parecer algo sobrenatural y místico , existe una razón cuasi lógica sobre sus razones de pensar que moriría a tan temprana edad , algo de lo que su familia también había mencionado en algún momento dado , sin querer creerlo. Si en este momento están pensando que mi amigo tenia alguna enfermedad crónica o alguna condición cuya naturaleza pudiera en algún momento dado mutar , están equivocados.

La razón por la que mi amigo hablaba de esto –sobretodo en sus borracheras- se debe a que en su familia existe un relato de un hecho muy extraño , un relato que se ha cumplido al pie de la letra y que le llaman como una maldición generacional , algo que muchísimas personas podrán despachar como  algo sin sentido , sin embargo este tema y estas situaciones son muy verdaderas y la prueba la tenemos aquí en este caso , aunque de ninguna manera es el único caso del que conozco.

Resulta  ser que por tres generaciones de su familia materna ,  el hombre primogénito ha muerto a la edad de 32 años , muertes que además de todo  no son naturales ni de enfermedad sino de accidentes en situaciones atroces y sumamente violenta , tal y como le sucedió a mi amigo.

Las maldiciones generacionales no son un invento de algún cuento de hadas donde una bruja en el bosque convierte a una persona en rana , sino que son casos tangibles que la ciencia no puede explicar y que se encuentran bien presentes en la Biblia tanto en el viejo como el antiguo testamento.

En la Biblia se habla de que un individuo recibirá  una maldición que azotara a tres o cuatro generaciones adelante si es que este consulta a brujos o adivinos , ya que al hacer esto –según los textos sagrados- se esta remplazando a Dios y se esta hablando con los espíritus inmundos del inframundo de aquel reino contrario al reino de los cielos donde yace el mal.

Existen situaciones mas  graves donde las maldiciones son mas largas y mas graves según los textos bíblicos , como lo es el hacer pactos con espíritus malignos o con el mismo emperador del mal quien tentó a Adán   y Eva y quien organizo una rebelión en el paraíso para destronar a Dios.

Cuando una persona realiza este tipo de practicas , su familia lo pagara de alguna u otra terrible manera.

La infidelidad en tiempos de Netflix

“Tú, yo, Netflix, no sé, piénsalo”. Una frase que llegó para quedarse y que significa literalmente que dos enamorados van a disfrutar de algunas buenas películas y/o series. No es como la otrora “tengo casa sola”, que quiere decir que habrá acción en un lugar poco resguardado por los padres. El amor, así como la infidelidad, han tomado distintos matices con la llegada del gigante del streaming, que ha provocado que los infieles crezcan en tamaño.

Relájense, no estoy hablando de que engañen a su pareja con alguien más… ¡es peor! Abrieron el sofá cama, se recostaron e iniciaron un romántico camino, abrazados y muy enamorados, a través de alguna de las producciones de Netflix. Pasaron uno, dos y tres capítulos hasta que uno decide que es hora de terminar, justo en el momento más emocionante (por el momento). Por cordialidad aceptas ponerle fin, pero tu mente no puede contener la ansiedad de ver un capítulo más, ya es como una droga que recorre tu cuerpo, apenas te alejaste diez minutos de la pantalla y ya estás sufriendo el síndrome de abstinencia.

Después de despedir a tu chico o ir a dejar a tu novia a su casa, te sientas frente a la pantalla apagada, con el control en la mena, pensando en si eres capaz de seguir viendo la serie solo, te sientes como un delincuente a punto de robar un banco o una camioneta de valores, sabes que si te descubren te costará muy caro. Porque la infidelidad tiene muchas más connotaciones en los tiempos de Netflix. ¿Qué puede pasar? Enciendes la TV, abres la aplicación, le das en reproducir el nuevo capítulo y el infierno comienza arder.

Ya se dieron cuenta que el cuarto, quinto y sexto capítulo (porque no fue sólo uno más) tienen una línea roja de que han sido reproducidos, no pudiste ocultar las huellas de tu crimen. Has defraudado la confianza de las personas que más amas, no eres digno de entrar en Los Defensores, tus valores están peor que los de Francis Underwood. ¡Eres un infiel!

Estudios han demostrado que la peleas en la cama inician por alguien que se adelantó en la serie, que sucumbió ante el síndrome de abstinencia y se echó ‘un capítulo más’. La relación no vuelve a ser la misma, se acabaron el ‘tú, yo, Netflix…’, no hay nada que pensar, eres un o una canalla. Llega el momento de ponerle fin a la relación, ya no pueden compartir la misma cuenta, si el caso no llega a al extremo, tendrán perfiles distintos.

Rompiste el corazón de tu ser amado, tratas de arreglarlo eligiendo una nueva serie para ver juntos, pero ya sea por venganza de la persona a la que lastimaste o porque eres un adicto incapaz de reprimir tus impulsos, esta situación se volverá a repetir. Se convertirá en un círculo viciosos que los llevará al final de la relación, porque una Netflix-infidelidad duele igual o más que una en el amor. ¿No me creen? Compruébenlo ustedes mismos, pero de antemano les digo… aténganse a las consecuencias.

El Alebrije

Está semana en la escuela tuve mucha presión con las tareas que dejaron los maestros, sin contar los proyectos pendientes que tenia, y gracias a que el maestro de educación artística nos pidió asistir a una exposición de arte por la cual tuve que hacer un pequeño viaje al museo, y no solo eso también realizar una reseña de lo que vi en aquel lugar, sobre las obras de los artista, ¿qué me pareció? ¿qué fue lo que mas había llamado mi atención? y una opinión sobre el arte en general. En fin, era una tarea que tenía que hacer para tener una buena calificación; así que me levante muy temprano tome un ligero desayuno y me dispuse a emprender el camino para llegar a donde el transporte. Aunque al principio me sentí molesto por tener que ir cuando ya tenía planes que naturalmente tuve que posponer para otra ocasión y ya en el camino fui intentando dormir un poco en el metro; eso es casi una misión imposible por que todo mundo va hacienda ruidos y empujándose, así que no pude dormir.

Al llegar no tenia ningún entusiasmo por entrar, y menos después de mi viaje en el transporte que no fue para nada placentero; así que entre un poco predispuesto pero al ver las obras de arte quede impresionado con la majestuosidad de aquellos artistas al crear cada una de sus obras, y debo admitir que me gustaron la gran mayoría de ellas. Fui observando cada sección del museo con gran paciencia y detalladamente. Ese día vi todas las obras desde la más pequeña hasta la más grande, pero la que más atrajo mi atención fue unas estructuras de acero en forma de alebrijé muy colorida que me hizo preguntarme cuánto tiempo y dinero se invirtió en esas obras, ¡pero que estupenda era! Ya que había finalizado el recorrido de todo el lugar regrese a casa de mucho mejor ánimo y ya sin tantos atropellos; listo para terminar mi tarea puesto que en el camino había pensando que podía escribir en la reseña.

Una vez ya escribiendo sobre el tema no olvide mencionar sobre el alebrijé que me había parecido extraordinario y también lo use como referencia para dar mi opinión, de que el arte es aquello que nos hace olvidarnos de lo malo de este mundo de maldad, que es una luz a la que no le importa el dinero ni el tiempo es algo que nos hace ver el mundo con felicidad y nos hace drenar nuestra tristeza, ira, inconformidad o disgusto para no vivir obligados a olvidar lo que es ser un niño.

Por que en mi opinión la niñez es la etapa más importante en la que podemos apreciar cualquier tipo de enseñanza y formar un gusto ya sea por la música, el arte, la ciencia, la poesía, las matemáticas o cualquiera que sea la elección por la que nos enfoquemos; tomando en cuenta que la niñez nos provee de una gran imaginación lo mejor de esta etapa es que no se conoce el imposible cuando se es muy tenaz desde pequeño, se logra conquistar la meta que se tenga en la mira sea cual sea.

Tristemente al crecer olvidamos la maravilla que es sonreír, imaginar, jugar y crear y nos preocupa tener cosas, nunca estamos conformes con lo que obtenemos en nuestra vida pasamos demasiado tiempo buscando como ser felices que no nos damos cuenta que no es tan complicado lograrlo pero nos agobiamos con lo material haciendo tormentas en vasos medio llenos o medio vacíos. Por ello disfruta el momento en el que te encuentras.

Gaston Leroux

El jueves pasado , fuimos a una galería de arte donde se expusieron manualidades artísticas de distintos orígenes y de distintos tiempos , una exposición que además fue una subasta al final de la misma , donde personas de vastas fortunas compraban objetos por millones de dólares.

Dentro de la enorme gama de artículos que ahí estaban expuestos , había una que me llamo especialmente la atención , esta siendo una mascara de marfil diseñada para cubrir la mitad del rostro de una manera elegante y sublime para un evento de mascaras. No obstante pude ver que la inspiración de aquella mascara , debido a su fecha de elaboración ( 1911) esta basada e inspirada en la mascara del Fantasma de la Opera.

Si alguna vez uno se encuentra en algún evento social y alguien menciona al Fantasma de la Opera , les aseguro que la mayoría sabrá quien es aunque la procedencia de dicho conocimiento podrá variar mucho dependiendo la persona y su personalidad.

Muchos dirán que conocen al  Fantasma de la Opera por la película que se hico en 2010 ; otros dirán que le conocen por el musical de Broadway , sin embargo muy pocos dirán que conocen de el por la novela de Gaston Leroux “ El Fantasma de la Opera”  publicada en 1911.

Por un lado , esto es algo extraño debido a que muchos cineastas y directores de teatro han sido fascinados por este obscuro personaje , tan es así que hasta la fecha la mayoría de las personas saben quien es el Fantasma de la Opera de Paris , algo que me parece un tanto decepcionante si al ponernos en los zapatos del escritor.

Esta obra la llegue a leer hace un buen tiempo , aproximadamente una década ,  en un viaje a Londres , donde pase mes y medio por razones meramente placenteras , por lo que tuve la oportunidad de leer esta gran novela.

Como suele suceder con el encuentro cara a cara con obras especiales que se encuentran en nuestro destino , el leer al Fantasma de la Opera no se encontraba de ninguna manera en mis planes. Sin embargo , casi dos días después de haber arribado a Londres , conocí a una mujer que me invito´  al teatro a ver  la obra que hemos mencionado.

Esta obra causo en profundo impacto en todos mis sentidos , quedando tatuada en las hojas de mi mente  con una tinta imborrable.

Al salir del teatro esa noche , mi compañera me dijo que si creía que la obra musical era buena , debía entonces leer el libro , ya que este era mucho mejor.

Aquel comentario me intrigo mucho e inmediatamente después , mas bien el día siguiente , fui a comprar el libro al que leí durante un mes todos los días sentado en una silla en High Park en frente del lago y la fuente.

Verdaderamente recomiendo fuertemente a la novela de Gaston Leroux.

Cinco sitios tranquilos y pacíficos para poder leer

El otro día, después de salir de realizarme unos estudios de química sanguínea de 24 elementos, decidí pasear por la Ciudad para encontrar un  lugar Pacífico para ponerme a leer y ya que no existen muchos en el D.F. Por la carga de contaminación de ruido qué hay, te dejo esta lista de espacios tranquilos en los que podrás leer cómodamente sin el temor o la presión de que alguien te interrumpa mientras estás leyendo.

1)         Fondo de Cultura Económica en Condesa

En una de sus calles, cerca de la Universidad la Salle, existe una librería en la que podrás entrar para disfrutar de uno de tus libros o alguno de los qué hay abiertos en todo el recinto. Es un espacio grande, tranquilo que posee una cafetería o sillones en los que puedes sentarte cómodamente y disfrutar de una buena lectura. Te relajaras al instante y el tiempo se te pasará volando.

2)         Pasaje en la calle Homero de Polanco

Si estás caminando por ahí a las 10 de la mañana, veras a muchas personas haciendo ejercicio o paseando a sus perros, pero las fuentes y la tranquilidad del lugar, a pesar de los automóviles que circulan a tu alrededor te despejarán la mente y mientras estés rodeado de la naturaleza tu lectura será más llevadera, además, puedes recorrer el camino a pie y disfrutar de ese regalo natural.

3)         El jardín de los arcángeles en San Ángel

En una de las calles escondidas del centro de San Ángel existe el Jardín de los arcángeles, un lugar poco conocido y frecuentado que te encantará debido al enorme silencio que puedes encontrar sentado en sus asientos de piedra. Es un espectáculo lleno de árboles y tranquilidad rodeado de casas antiguas, calles de piedra y soledad.

4)         Plaza se la Conchita en Coyoacán

A horas muy tempranas o muy tardías este pequeño jardín decorado con una bella iglesia y una cruz de piedra en el centro es un lugar perfecto de silencio para poder leer a gusto. Las calles de piedra y las casas de alrededor son una decoración pacífica que combina a la perfección con el entorno natural del jardín. Si tienes la fortuna que la iglesia esté abierta cuando pases por ahí, no dudes en hacerle una visita y admirar su edificación.

5)         Bosque de Tlalpan

Al sur de la Ciudad, escondido entre edificios, smog y ruido, existe el bosque de Tlalpan perfecto para correr, hacer ejercicio, invitar a tus amigos a un día de campo, para hacer senderismo o para leer. En su gran espacio lleno de vegetación podrás recorrer los caminos y encontrarte con algún  tronco caído en el que podrás sentarte para leer un rato. La Paz de la naturaleza y sus sonidos te relajaran inmediatamente y podrás disfrutar de la soledad junto con tu mejor amigo, un libro.

¿A cuales has ido tú?, ¿Qué otros sitios me recomiendas? Te estaré leyendo en comentarios.

Las traiciones

Hace un par de días me quede solo en casa debido a que no me sentía tan bien , sin embargo la cosa no fue grabe debido a que en mi cuarto hay una Computadora Dell que literalmente resuelve caso todos mis problemas , además de ser donde tengo una gran parte de mi información cotidiana que se actualiza sola cada par de días.

Al estar en mi cama con mi computadora , siendo esta una de las cosas que mas me gusta hacer , pase el tiempo leyendo artículos muy interesantes entre los que destaca uno sobre el asesinato de Kennedy y Lincoln , siendo estos eventos que han quedado tatuados en la historia debido a su infamia.

La historia humana esta llena de traiciones y asesinatos cuyo objetivo muchas veces es política y relacionada con la toma del poder ya que el mundo o mas bien dicho la humanidad vive por y para el poder sin importar aquello que este de por medio entre individuo y la meta máxima.

Lo peor del asunto  es que nadie esta a salvo de dichos actos cobardes de traición sin importar cuan grande sea la popularidad de un individuo o cuan fuerte sea el amor de su pueblo para con el  , de hecho una gran mayoría de estos asesinatos se deben a la gran popularidad de alguna figura política , una popularidad que surge de grandes acciones o decisiones radicales  que mueven a todo un país o inclusive al un mundo entero.

Si bien ha habido muchos asesinatos y traiciones en la historia política del mundo , sin duda la madre de estas fue el asesinato de el gran Julio Cesar , el máximo de los emperadores del imperio romano y uno de los conquistadores mas grandes de toda la historia quien murió a manos cobardes de sus enemigos el  15 de marzo del año 40 a.C. en el senado de Roma por cientos de dagas.

Este asesinato fue un resultado de la envidia de sus amigos y enemigos quienes hicieron una alianza para acabar con este gran personaje.

Las razones iniciales por las cuales el asesinato fue planeado fueron supuestamente las atrocidades cometidas por sus legiones en Germania al poner bajo la espada a mas de 100 mil hombres , ancianos , mujeres y niños de las tribus germánicas quienes no eran inocentes por ningún motivo ya que esta acción excesiva no fue una acción sino una reacción de una  de las muchas atrocidades cometida por aquellos barbaros , al atacar a la caballería romana mientras dormían matando a todos sus caballos de la manera mas atroz , a lo que Julio tenia que responder como cualquier emperador romano y engendrar un mensaje en el corazón de sus enemigos sobre que es lo que pasa a aquellos enemigos de Roma.

 

Otras teorías sobre la muerte

Hace unos días, platiqué de algunas especulaciones sobre la muerte y lo que pensamos acerca de ella, y en este post quiero salirme un poco de las “teorías” comprobadas para relatarles sobre las que están muy alejadas de nuestra realidad y que suben al siguiente nivel, al de la ciencia ficción.

Recuerden que en estas entradas no estamos hablando sobre venta de sillas plegables, escribimos sobre temas delicados e interesantes que podrían gustar o no al lector.

Los multiuniversos existen, eso es indiscutible, así como diferentes dimensiones por lo que, podemos pensar que cuando nuestra alma muere en este mundo, en el mundo que conocemos; el alma, la energía o el espíritu viaja a través de los multiuniversos para parar a otra dimensión de la que no sabemos nada, que no podemos ver ni sentir.

Pero ¿qué tal si nosotros creáramos esa dimensión a nuestro antojo?

San Junipero es el cuarto episodio de la tercera temporada de Black Mirror, serie de televisión británica donde relatan cómo la tecnología nos cambia, nos domina y saca lo peor del ser humano. Este capítulo cuenta la vida de dos chicas: Yorkie y Kelly, quienes se conocen en un antro de los años 80’ y poco a poco las dos comienzan a enamorase. Uno de los problemas es que sólo se pueden ver cada ocho días y tú como espectador no sabes el porqué.

Mientras pasa la historia te das cuenta de que ese lugar en el que ellas están no es real, es una dimensión creada por el ser humano llamada San Junipero. La historia te relata que cuando estás a punto de morir, o te encuentras en coma o con una enfermedad terminal, puedes tener acceso a esta dimensión a través de un pequeño dispositivo conectado en tu cerebro. Estas pruebas se hacen cada semana y cuando entras en este estado mental, viajas a esa dimensión donde existe la fiesta, la música y la diversión. Las dos protagonistas están en esta faceta y por eso utilizan el sistema para viajar y vivir una vida llena de alegría.

Lo más impactante de este capítulo es que, al morir, puedes decidir si quedarte por toda la eternidad en San Junipero o no. ¿Tú qué harías? ¿Elegirías la eternidad en esa dimensión o desearías explorar otros multiuniversos? Una pregunta interesante.

Existe un libro que narra un poco sobre esto y, aunque no de la muerte precisamente, sí sobre dimensiones desconocidas donde vamos a parar por obra del universo que juega con nosotros. Éste se llama “Un lugar llamado aquí” escrito por Cecelia Ahern. Esta historia está muy alejada del género de ciencia ficción, pero te dejará pensando que tal vez eso pase en nuestra realidad y ni siquiera nos damos cuenta.

Un lugar llamado aquí cuenta la historia de Sandy Short, una mujer especializada en buscar personas perdidas. Esta afición surgió cuando de niña perdió uno de sus calcetines y su deseo más fuerte era saber a dónde iban estas cosas. Un día ella se pierde y llega a “aquí”, el lugar al que van las cosas y seres vivos extraviados. Personas, llaves, perros, etc…toda una sociedad en otra dimensión donde las cosas perdidas llegan.

Me dirás, esto no tiene nada que ver con la muerte, pero sí con esos multiuniversos de los que tanto hablo.  Sandy fue a donde las cosas se pierden pero ¿y si hubiera ido ahí donde las almas llegan cuando su cuerpo muere? ¿Dónde la energía sigue viviendo y existen tiendas de ropa y comida? Al final la muerte es una pérdida, y pueden llegar a “aquí”, aunque no sabemos si exista, dónde esté ni cómo es.

Variantes e inspiración en una masa para hacer donas

Hace poco fuimos a una fiesta de niños y en ella colocaron una barra de donas, cosa que para los niños y los papás de los niños disfrutamos mucho.

En ella estaban las tradicionales donas con azúcar y cubiertas de chocolate.

Esto me llevo a consultar qué tipos de donas podemos encontrar fuera de las más conocidas a lo que me encontré con esta pequeña lista:

  • Buñuelos de manzana: Hecho por la incorporación de trozos de manzana dejando caer las porciones de esa masa en aceite, para conseguir una forma irregular. Generalmente están esmaltadas o cubiertas con azúcar. En los Países Bajos se llaman Appelflappen.
  • Dutchie: Es una dona de levadura esmaltada y cuadrado.
  • Cola de castor: Es una dona ancha y plana que se asemeja, como era de esperar, a la cola de un castor. Las bolas de masa se despliegan y se estiran antes de que estén fritas. Generalmente revestida de azúcar y cubierta de diversos ingredientes dulces.
  • Dientes de sidra: Este tipo de donas se cocinan generalmente en la temporada de cosecha de manzana. Son típicas en el noreste de Estados Unidos particularmente en Nueva Inglaterra. Dentro de sus ingredientes se incluyen la sidra de manzana en la masa junto con la canela y la nuez moscada. Algunos están cubiertas de canela y azúcar o solo azúcar.
  • Rollo de canela: Muchas tiendas de donas tendrán anillos de espuma circulares con una espiral de canela o canela con azúcar, hechos de masa de donas y fritas de la misma manera.
  • Donas de papa: Algunas empresas utilizan puré de papas o almidón de papa, la sustitución de algunos o todos de la harina en la masa. Tienden a ser más ligeros que otras donas con más contraste entre el interior y el exterior.
  • Dulce de crema: Son donas que incorporan crema agria en la masa, a menudo son esmaltadas o cubiertas con azúcar en polvo o canela.

  • Agujeros de dona: Son pequeñas donas esféricas con el significado para representar el agujero “que falta” del buñuelo. Por lo que se pensaría que se hace realmente de la “sobra” de la masa perforada de la dona que tiene una forma de anillo más grande. Bajo este mismo concepto podemos encontrar las variantes como los agujeros rellenos.
  • Malasadas: Donas de estilo portugués, elevadas y sólidas (sin agujero en el centro). Aunque se desarrollan en Madeira, ahora son muy populares en las zonas de asentamiento portugués. Se sirven sencillas o con varios rellenos a base de crema o fruta: chocolate, haupia (coco), mango, maracuyá.
  • Beignets: Un buñuelo de fritura sin freír, sin agujero y de origen francés. En los Estados Unidos, son más populares en Louisiana y Nueva Orleans en particular, donde generalmente se sirven con azúcar en polvo. En Francia, los beignets se rellenan a menudo con un relleno de fruta. En los menús de restaurante, ocasionalmente se utiliza para referirse a muchos tipos de buñuelos fritos salados: coliflor beignets, beignets de ostras, beignets de queso …

Esta es solo una peña muestra de lo que la base de la masa con la que se hace una dona inspira a otros para hacer increíbles variantes a lo largo y ancho del mundo.

La residencia médica, un proceso formativo que debe revisarse

En esta época, el dicho de “renovarse o morir” tiene más validez que nunca. De hecho, en la idea de renovarse habría que incluir las de formarse, actualizarse, diversificarse y todo lo que nos ayude a crecer constantemente.

Esto es así porque muchas de las llamadas “nuevas profesiones”, que se vinculan con la innovación tecnológica o bien con los usos e implementaciones de la misma, demandan a quienes las desempeñan el especializarse en distintas áreas, para fortalecer y complementar su formación original.

Sin embargo, para muchos especialistas, la idea de la formación continua no es algo nuevo. Un caso paradigmático es el de los médicos, quienes deben actualizar sus conocimientos de manera permanente, para entender y emplear los hallazgos científicos y tecnológicos que constantemente se hacen en el ámbito de la medicina.

Una de las primeras etapas de especialización por la pasan la mayoría de los médicos, para perfeccionar sus habilidades y adquirir más conocimientos, es la residencia médica. Este proceso inicia después de que el médico obtiene su título, por lo que se trata de un tipo de posgrado. Sin embargo, los estudios ya no se llevan a cabo en una facultad de medicina, sino en un hospital, donde el médico empieza a tratar directamente con pacientes.

Para obtener una plaza como residentes, los médicos recién egresados deben presentar el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM). Se trata de una evaluación exhaustiva y no sólo abarca el manejo de conceptos y elementos teóricos, sino también la capacidad para elaborar diagnósticos.

Por tanto, la principal inquietud de los médicos cuando están cerca de concluir su primera etapa de estudios y obtener sus títulos es cómo pasar el ENARM. Para apoyarlos existen guías, cursos y simuladores del examen. Independientemente de las estrategias y los materiales de estudio que se ocupen, lo más importante es preparar el examen con anticipación y elaborar un calendario de estudios, para seguirlo de la manera más constante y disciplinada posible.

Para los afortunados que logran su ingreso a la residencia, después de meses e incluso años de estudio, el trabajo arduo apenas comienza. Una residencia médica puede durar de tres a cinco años; el plazo depende del hospital y de la especialidad que se elija. Los residentes trabajan de 8 a 15 horas por día y la institución puede requerirles hasta 12 guardias mensuales.

Hablar de trabajo en este caso no necesariamente implica remuneración. Como se trata de un proceso formativo, los residentes se encuentran en calidad de becarios y por lo general sólo reciben “apoyos”, que les permiten cubrir los gastos más elementales. No obstante, empleo la palabra trabajo porque, como ya mencioné, los médicos residentes atienden pacientes, dan seguimiento a sus estudios clínicos y tratamientos y llegan a tomar decisiones que los hacen responsables de las vidas a su cargo.

Si bien todo lo anterior se ha considerado necesario para que la residencia cumpla con el objetivo de ser un periodo formativo, también se ha cuestionado la carga exhaustiva de trabajo y la intensa presión a las que son sometidos estos médicos. Apenas si se les concede tiempo para descansar y alimentarse adecuadamente; las guardias forzosamente suponen el renunciar al sueño y, por si fuera poco, la falta de una remuneración adecuada obliga a los médicos a subsistir en condiciones precarias.

Naturalmente, lo anterior tiene repercusiones negativas en la salud y el bienestar de los médicos. Pero el problema no termina ahí pues, como cualquier médico nos podría decir (paradójicamente), las deficiencias en alimentación, descanso y ejercicio se traducen en un mal desempeño en todos los ámbitos de la vida, incluido el laboral. Por tanto, los pacientes terminan por sufrir las consecuencias del desgaste que el periodo de residencia provoca en los médicos.

De ahí que sea necesario revisar y ajustar las condiciones y características de esta necesaria etapa de la formación médica.