Bronquiectasias

Son dilataciones anormales e irreversibles de los bronquios proximales de mediano calibre (>de 2 mm de diámetro) dadas por la destrucción de los componentes elástico y muscular de la pared. Dentro de los principales causantes se encuentran los adenovirus y el virus de la gripe.

La prevalencia es desconocida, pero ha disminuido en los últimos años en los países desarrollados debido a la eficacia de las campañas de vacunación (sarampión, tos ferina, gripe) y al tratamiento antibiótico precoz de las infecciones respiratorias.

La clasificación anatómica más utilizada es la de Reid, que las divide en:
Bronquiectasias cilíndricas o fusiformes en la cual es la dilatación es uniforme hasta que la luz adquiere el calibre normal de forma brusca y transversal, como consecuencia del taponamiento por secreciones de los bronquiolos y bronquios de menor tamaño.
 Las bronquiectasias varicosas en las cuales la dilatación es irregular y por ultimo las bronquiectasias saculares o quísticas, en esta ultima la dilatación se acentúa distalmente, terminando en un fondo de Saco.

Dentro de la patogenia La teoría más aceptada es la de la inflamación que sigue a la colonización bacteriana. Los microorganismos producen sustancias, como proteasas y otras toxinas, que ocasionan una lesión tisular que altera el aclaramiento mucociliar con la consiguiente retención de secreciones y colonización bacteriana secundaria.

La infección persistente causa una inflamación crónica con migración de neutrófilos que liberan enzimas proteolíticas, como la elastasa y citocinas. Se produce así un círculo vicioso, ya que estos mediadores producen más alteración en el epitelio, que a su vez lleva a un mayor deterioro del aclaramiento mucociliar, y éste a colonización.

Dentro de la etiología, en las bronquiectasias localizadas se ve con mayor frecuencia las infecciones por virus como adenovirus, influenza, sarampión y rubeola, por bacterias como estafilococos y Klebsiella. Otra etiología es por obstrucción endoembroquial la mas común en adultos es el carcinoma pulmonar y en los niños es por aspiración de cuerpos extraños.

En las bronquiectasias difusas predomina el de origen pulmonar como sustancias toxicas las cuales producen respuestas inflamatorias intensas por ejemplo la inhalación de amoniaco y de origen extra pulmonar como aspergilosis, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas (fibrosis quística, discinesia pulmonar, síndrome de Young etc)

Dentro de las características clínicas que presentas los pacientes se encuentran: la tos productiva crónica o la broncorrea purulenta. Algunos pacientes expectoran más de 150 ml/día (la secreción bronquial normal es < 100 ml/día). La tos es intermitente durante todo el día y empeora al levantarse por la mañana. A veces, la tos no es productiva, generalmente por bronquiectasias secas en lóbulos superiores. La hemoptisis, que suele ser leve por sangrado de la mucosa inflamada, aparece en más del 5 0 % de los pacientes y predomina en los que tienen bronquiectasias secas. A veces, es masiva por sangrado de las arterias bronquiales hipertróficas.

Para el diagnostico: La radiografía de tórax puede ser normal o a veces hay imágenes en “nido de golondrina”, “raíl de tranvía” o “en anillo de sello”, aunque son poco sensibles y específicas y se observan mejor con la tomografía computarizada de alta resolución (TCAR). Suele haber obstrucción al flujo aéreo como consecuencia de bronquiectasias difusas o de EPOC asociada. La hiperreactividad bronquial es frecuente. En ocasiones puede haber restricción pulmonar asociada

Si quieres saber más sobre tomografías entra a Jenner 

Fuentes: Jenner, YouTube y Medline Plus